Llámanos ahora

646448847

Llámanos ahora

646448847

Antes de comprar una vivienda

Comprar una vivienda, es una de las decisiones más importantes de nuestras vidas debido al enorme desembolso económico que supone. Por eso, si vamos a comprar una casa es importante analizar la situación y tener en cuenta una serie de factores que sí los tenemos claros, podrán evitarnos sorpresas desagradables posteriormente:

1. Conocer el estado de cargas de la vivienda
Es muy importante saber si la vivienda está libre de cargas, si ya tiene una hipoteca, si pesan embargos sobre ella o si existe alguna limitación con respecto a la comunidad de propietarios. Para comprobarlo podemos acudir directamente al Registro de la Propiedad y solicitar una nota simple, informativa del estado de cargas de la vivienda. También puede hacerlo directamente a través de la notaría.

2. Que el contrato de arras siente las bases de la transacción
El contrato de arras es el acuerdo jurídico por el que se reserva el derecho sobre la vivienda mediante la entrega de una cantidad. Es importante que en el contrato recoja todos los datos que aparecerán en el futuro contrato de compraventa, identificando perfectamente la vivienda y sus anexos, el precio y la forma de pago. Este tiene un amplio margen de redacción, por lo que es importante elaborarlo con el máximo cuidado. Además, como el contrato de arras o señal suele ser el primero de los contratos que se firman de cara a una operación de compraventa, por lo que conviene dejar bien sentadas las bases de la transacción antes de comprar la casa.

3.Comparar hipotecas
Para encontrar la mejor hipoteca, la más barata y la que mejor se ajusta a nuestras necesidades, no podemos dejarnos guiar por la primera oferta que nos hagan. Tenemos que comparar varias ofertas al mismo tiempo.

Cuando comparemos hipotecas, tenemos que tener en cuenta algún factor más además de los intereses que suponen. Las vinculaciones y las comisiones de éstas determinan también si una hipoteca es más económica o no. Y consejo extra: no te vayas del banco sin preguntar hasta la más mínima duda para poder tomar la mejor decisión.

4. Cuotas de la comunidad de propietarios
Una sorpresa muy desagradable que podemos encontrarnos, es que una vez ya estamos viviendo en nuestra nueva casa nos lleguen recibos que corresponden a unas fechas anteriores a las de nuestra compra y en ciertos casos, no hay nada que hacer más que asumirlos puesto que la ley obliga al comprador a hacerse cargo de ellos. Por eso antes de comprar una casa es conveniente de que nos aseguremos de que la vivienda está al corriente de pagos y gastos.

5. Disponer del 30 % del valor de la vivienda ahorrado
A la hora de solicitar la hipoteca para la compra de nuestra casa, es importante tener ahorrado aproximadamente el 30% del valor total de la vivienda, para posibles gastos extras como gastos de notaría, registro, gestoría, impuestos y comisiones. Además, los bancos no suelen conceder el 100% del valor del inmueble que queremos comprarnos, por lo que el restante saldrá de nuestro bolsillo y es importante poder contar con nuestros ahorros.